La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), el jueves 09 de marzo de 2023, impuso una medida preventiva de suspensión de actividades en el predio denominado Rancho Gran Chaparral, ubicado en la vereda Agua Blanca de Girardot (Cundinamarca), donde, según funcionarios de la entidad, se desarrollaban labores irregulares de tala de árboles y remoción de tierra.

Durante el operativo, adelantado en coordinación con el Fuerte de Carabineros de la Policía Nacional en Girardot, fue encontrada en flagrancia una persona que realizaba la remoción con una retroexcavadora de oruga en esta zona categorizada como área de conservación y protección ambiental, según el Plan de Ordenación y Manejo de Cuencas Hidrográficas (POMCA) del río Magdalena.

Los hechos que originaron la imposición de esta medida son la tala ilegal de especies arbóreas silvestres, la remoción de tierra y las quemas a cielo abierto sin las licencias ambientales necesarias”. Dijo José Luís Trujillo, director de la Dirección Regional Alto Magdalena de la CAR, quien explicó que la maquinaria fue decomisada preventivamente.

El funcionario informó que, luego de legalizar y comunicar la medida, iniciará el proceso sancionatorio contra los presuntos responsables, incluido el propietario del predio y las personas que habían sido capturadas por la Policía de Carabineros el pasado 29 de diciembre de 2022 en un operativo adelantado en ese mismo predio por tala forestal ilegal.

En ese entonces el equipo técnico de la CAR evidenció la tala de más de 300 individuos arbóreos de especies como Algarrobo, Guácimo, Diomate, Payandé, Guayacán y Acacia Cornígera de diferentes dimensiones, entre los que se registraban árboles de 8 y 15 metros de altura y 15 a 20 centímetros de diámetro.

Se trató de un proceso progresivo de desmonte de 2 hectáreas aproximadamente. Adicionalmente, se constató la ausencia de la cobertura vegetal por quemas a cielo abierto en un polígono de 5.600 metros cuadrados”, explicó Trujillo.

Durante esa diligencia fueron decomisados, además del material forestal, los machetes y motosierras con las que se adelantó el aprovechamiento forestal.

En este 2do operativo nos percatamos del incumplimiento de la 1ra medida preventiva, pues no solo habían hecho más movimientos de tierra, sino la tala y limpieza de una nueva área dentro del mismo predio”, añadió el funcionario.

También aseguró que el lote tiene una particularidad al estar el 90% de su área ubicada en una zona de importancia ambiental.

Hasta el momento ante la CAR no ha sido solicitado ningún permiso, salvo uno de aprovechamiento forestal de árboles aislados. Adicionalmente, fue pedido el levantamiento de la medida preventiva inicial para continuar con un proyecto urbanístico que pretenden construir en ese terreno”. Comentó Carolina Cuéllar Quintero, abogada de la Dirección Regional Alto Magdalena de la CAR.

La funcionaria aseguró que, en desarrollo de la investigación, la eCorporación solicitará las licencias y permisos que haya expedido la Oficina Asesora de Planeación de la Alcaldía de Girardot.

A todos los implicados se les va a garantizar el debido proceso. Van a poder surtir todas las etapas procesales y tendrán la oportunidad para presentar la respectiva documentación y pruebas a las que haya lugar”, enfatizó.

La comunidad residente en las viviendas que se ubican en la parte baja del predio intervenido temen que el agua de las lluvias que, por escorrentía baja por la pendiente, pueda generar emergencias.

Desde la CAR invitan a las comunidades a continuar denunciando las acciones que atenten contra los recursos naturales en los teléfonos (601) 580 11 11, en Bogotá; así como al 01 8000 915 317 o 01 8000 913 606, en el resto del país.